iStock_000018850993_Large
02 octubre 2015

La ética protestante y el espíritu del capitalismo. El caso Volkswagen y el valor de la reputación

La imagen de un país refleja el prestigio de su población, de sus empresas y de sus recursos naturales. En ocasiones la relación entre una compañía y el país del que procede (y al que, en cierto modo, representa) es particularmente estrecha, como en el caso de la marca Volkswagen y su “made in Germany”.

Así, el recientemente destapado escándalo de Volkswagen no sólo es un golpe a la reputación de la compañía, sino que, también, ha resultado en un duro golpe para Alemania en general, e incluso para la industria automotriz global, a la que este incidente le puede acelerar el ritmo de transformación.

El descubrimiento de un esquema deliberado para engañar sobre las emisiones de contaminantes de sus motores diesel supone una crisis claramente reputacional. Justamente por esta razón, sus consecuencias serán superiores y más duraderas que las originadas por un problema operativo o financiero. Aquellos que cuestionan el impacto financiero de la reputación deberían seguir esta historia.

En cualquier caso, lo cierto es que Volkswagen perdió la reputación el mismo día que tomó la decisión de trucar sus motores. Ahora que la noticia ha escalado a nivel global, lo que queda por hacer es de manual: reconocer errores, pedir disculpas, reparar el daño causado y recuperar la reputación.

Os invitamos a profundizar más en el tema y sus posibles consecuencias en el siguiente informe que hemos elaborado  junto con Arturo Pinedo, socio y director general España y Portugal en LLORENTE & CUENCA y Juan Rivera, socio y director general de LLORENTE & CUENCA en México.

Esperamos que lo disfruten.

Guillermo Máynez, director senior en LLORENTE  & CUENCA  México  

Luis Serrano Rodríguez, director del Área Crisis de LLORENTE & CUENCA España 

ESPAÑOL
ENGLISH